FANDOM


  • Aviso: Es muy posible encontrar spoilers en este tema.
    Twice Upon a Time

    Dos Doctores se encuentran en un panorama nevado, ambos negándose a proceder con sus respectivas regeneraciones. El Duodécimo Doctor debe confrontar su pasado para llegar a una decisión respecto a su futuro. Es el fin de una era, pero las aventuras del Doctor tan solo están empezando...


    La aventura final de Peter Capaldi como el Duodécimo Doctor.

    Un homenaje y regreso a lo que fue el final del Primer Doctor de William Hartnell, 51 años atrás.

    El momento inicial de Jodie Whittaker como la Decimotercera Doctora, primera mujer en interpretar al personaje.


    Sin lugar a dudas hay bastante sobre lo que discutir. ¿Qué os ha parecido el especial navideño Twice Upon a Time?

      Cargando editor...
    • Peter Capaldi lleva siendo el Doctor desde que descubrí la serie en 2014. Resulta raro pensar en que ya se ha acabado su era y que ya no es el Doctor actual. Aunque no creo que haya tenido las mejores temporadas modernas en comparación con sus predecesores (a excepción de la novena temporada, que me ha parecido una obra maestra) es un Doctor que no tardó en convertirse en mi favorito.

      Este especial navideño, más allá de funcionar como despedida, es un cierre a la etapa del Duodécimo Doctor que creo finalmente responde a la pregunta "¿Soy un buen Doctor?" con un acto final de bondad que sobresale en toda su era, salvando al capitán que resultó ser un antepasado de nuestro Brigadier Lethbridge-Stewart. Capaldi ha tenido un ciclo que sus predecesores, realmente, no han tenido, con una personalidad que ha evolucionado - al principio frío, calculador, no relacionándose tan bien con humanos, sin ser alguien que "abraza"; pero ahora, en The Doctor Falls y en este episodio, es sin duda alguien que busca el bien y ha cambiado, como se ve en este final, abrazando efusivamente a sus últimos acompañantes.

      El conocimiento del prinicpio y el fin de Capaldi, en cierto modo, ayuda a entender mejor sus episodios iniciales y el motivo de su actitud que contrasta tanto con la del Undécimo Doctor. Recuerdo que había bastantes opiniones negativas respecto a la serie, con fans que se decantan más por aventuras previas, más divertidas y despreocupadas; incluso yo fui critico en algunas partes, sobretodo el episodio Kill the Moon, del que recuerdo haber pensado que un Doctor jamás actuaría así, dejando a su acompañante sin apoyo en una decisión devastadora para el planeta. Pero ahora veo lo importante que es que la personalidad de los Doctores varíe tanto. Los fans pueden opinar lo que quieran sobre Moffat, la verdad, pero a mí siempre me parecerá un maestro de la ficción.

      Que el Doctor haya recobrado sus recuerdos de Clara justo antes de su regeneración es el mayor regalo que nos podían dar. Inicialmente los había perdido al llegar a un punto en el que cruzó demasiados límites morales, pero ahora es alguien que ha madurado, se merece tener sus recuerdos otra vez. Y ver a Jenna Coleman otra vez fue algo casi más emocionante que la propia regeneración en si.

      La regeneración de Peter Capaldi me ha sorprendido para bien - el uso de la música de Heaven Sent en combinación con un discurso del estilo de Capaldi, dando instrucciones, me ha parecido perfecto. Y tras negarse tanto a cambiar, el Doctor finalmente "deja seguir" a su sucesora.

      La última toma del Duodécimo Doctor son sus ojos/cejas, tal y como fue su primera escena en The Day of the Doctor, como digo, un Doctor que ha pasado por un círculo completo. Vemos sus ojos antes de convertirse en los ojos de la Doctora, Jodie Whittaker.

      Creo que más adelante regresaré para hablar sobre otros aspectos del episodio - hay tanto sobre lo que reaccionar que un solo mensaje no es suficiente!

        Cargando editor...
    • Llegó el día de Navidad y con una gran expectativa el tiempo del Duodécimo Doctor estaba por terminar. Esta historia tenía un enorme potencial, pues más allá de ser el episodio final de un Doctor, contaba con la presencia del Doctor original, por así decirlo. En tal sentido, la historia parecía casi un éxito seguro, aunque, finalmente, a mí me dejó con una opinión un poco extraña.

      El Duodécimo Doctor fue uno de mis Doctores favoritos y por ello me apenaba dejarlo ir. Fue por este motivo que deseaba que su final sea un episodio realmente memorable, a fin de que sea recordado como el gran Doctor que fue. Lamentablemente, si bien la idea de que los dos Doctores se encontrasen en una situación similar (negándose a cambiar) me pareció brillante, siento que la historia en general no fue muy buena. No me incomoda el hecho de que no haya habido un villano definido en el episodio, sino que siento que hubo una suerte de vacío en el episodio. No me gusta decirlo, pero, a mi parecer, una buena parte de este episodio fue relleno para llegar a los 60 minutos o material para justificar el regreso de ciertos acompañantes. En fin, creo yo que esto pudo manejarse de una mejor manera, de modo que el episodio realmente logre hacerle honor a Capaldi. Un ejemplo claro de lo que digo es la aparición de Clara, pues esta antigua acompañante pudo aparecer de forma real en el episodio, pues, hasta donde sabemos, actualmente está volando en una TARDIS con Ashildr. Estoy seguro que una aparición de la Clara real hubiese resultado más trascendente que la escena de diez segundos que finalmente apareció en el episodio.

      Al respecto de lo último que mencioné, tiendo a creer que, en algún momento del periodo de planificación de la historia, se pensó en incluir a Ashildr y Clara, pues toda la escena con Rusty me pareció improvisada. De hecho, el set que utilizaron para la escena de Rusty contiene elementos muy similares al set empleado para el encuentro entre el Doctor y Ashildr en Hell Bent. Quizá lo que más me decepcionó de haber incluido a Rusty en este episodio es el hecho de que Moffat pudo haber cerrado de manera más definitiva temas que abrió durante la era de Capaldi, como por ejemplo la trama del Híbrido o la historia de Clara y Ashildr.

      Creo también que, debido a la presencia de los Testimonios, se pudo haber incluido una aparición del Testimonio del Amo, con la finalidad de que el Doctor sepa que su amigo-enemigo de la infancia, en sus momentos finales, decidió apostar por la bondad, tema que resultó de gran importancia para el episodio. En fin, creo que fue una oportunidad desperdiciada, sobre todo considerando que la historia del episodio tenía potestad absoluta para "resucitar" a los personajes.

      Como crítica final del episodio, siento que los efectos especiales fueron particularmente malos, desde la apariencia de los Testimonios (en su forma de vidrio) hasta la escena de la regeneración, en la que los destellos de energía regenerativa se veían sumamente falsos y las explosiones de los distintos componentes de la TARDIS estaban ocurriendo en los lugares equivocados.

      Los tres aspectos positivos que deseo resaltar del episodio son la mezcla de escenas clásicas con modernas, la tregua de Navidad y el discurso de regeneración. En primer lugar, pese a que los efectos especiales en la mayor parte del episodio fueron malos, las transiciones entre las escenas de hace aproximadamente cincuenta años y las grabadas con el Primer Doctor interpretado por David Bradley fueron geniales. Claro está, hay que reconocer el trabajo del equipo de producción y de la directora del episodio, pues sin duda ha de ser un trabajo arduo recrear con exactitud las escenas para las transiciones.

      En segundo lugar, me gustó que se haya decidido incluir la tregua de Navidad como parte del episodio, pues, en efecto, se trata de uno de los momentos más hermosos de la historia de la humanidad, pues dentro de todo el horror de la Primera Guerra Mundial hubo un pequeño momento de bondad.

      Finalmente, el momento que yo más esperaba del episodio era el discurso de regeneración, pues era evidente que Capaldi diría algo memorable, y, en tal sentido, no decepcionó. Con una hermosa recolección de frases y/o reglas, tanto del Doctor de Capaldi como de sus predecesores, el Duodécimo Doctor le abrió el camino a la Decimotercera Doctora. Del discurso, lo único que no me gustó mucho fue la parte en la que hablaron del nombre del Doctor, pues, al encontrarnos en el momento cumbre del discurso, siento que Capaldi pudo haber dicho algo más memorable. No obstante, me quedo con una frase que me llamó mucho la atención: "Siempre intenta ser amable, pero jamás dejes de ser bondadoso".

      Con respecto a la aparición de Jodie Whittaker en los segundos finales del episodio, creo yo que tuvo un buen inicio. Tan solo espero que la primera escena con la Decimotercera Doctora haya logrado convencer a las demás personas, especialmente a aquellos que se negaban a aceptar a una encarnación femenina del Doctor, puesto que sospecho que Doctor Who no va a ser capaz de sobreponerse a más caídas de popularidad.

        Cargando editor...
    • Estoy de acuerdo con prácticamente todo lo que has comentado. La aparición tan breve de Clara, si bien fantástica por el simple hecho de ver al personaje otra vez, es una lástima debido a las dificultades para grabar con la actriz, que según he leído, se encontraba muy ocupada grabando Victoria al mismo tiempo. Tuvieron que usar el poco tiempo que pudieron tenerla. Viendo la escena, me parece que Jenna Coleman no está realmente allí - de lo contrario, me habría gustado que se uniera al abrazo con el Doctor, en especial haciendo referencia a su "no abrazo" de su primer episodio.

      Había pensado en que Missy faltó, pero tu sugerencia de que el Doctor podría haber sabido acerca de sus últimos momentos es brillante y daría un final justo a un personaje que ha sido estupendo durante estas temporadas. Aunque estoy seguro de que no hemos visto lo último del Amo, sí dudo mucho que Missy regrese.

      Continuando un poco lo de arriba (que solo había comentado sobre el Doctor) el episodio fue bastante sencillo. Creo que en comparación con otras historias con regeneraciones no es la mejor (en mi opinión, The Time of the Doctor puso el listón bastante alto) pero sí que es un episodio bastante agradable para disfrutar, sin centrarse en un enemigo o un plan malvado, más dedicado a las interacciones entre los Doctores, a sus reflexiones y al fin de estas dos vidas. La Tregua de Navidad fue una de sus escenas con más extras (creo que dijeron 100 en un vídeo) y sin duda han adaptado una recreación de este incidente que conmueve a todos. Simplemente, me gusta que ambos Doctores hayan presenciado esto antes de su final.

      Lo único que veo como cierto problema del episodio es el hecho de que hayan usado al Primer Doctor como una imagen de "1960" en algunos momentos. Entiendo las bromas y lo que querían representar (y de hecho, estuve comentando con alguien que fue algo ingenioso) pero ahora, pensando otra vez, me preocupa que el público que no sabe NADA sobre la serie clásica se tome a este Doctor como irrespetuoso. Habiendo visto varios seriales de William Hartnell, el Primer Doctor jamás habría dicho esas cosas. Habría preferido que se guardaran eso para otro personaje u otro episodio, en vez de lo que probablemente será la única aparición larga del Primer Doctor en la serie moderna.

      La aparición de la Doctora fue, en sus propias palabras, brillante. Siguiendo la tradición de destrucción de la TARDIS, pero esta vez ocurre algo distinto, nos quedamos con una Doctora cayéndose y la TARDIS siendo destruída por dentro. Aunque duele ver a la TARDIS en esa situación, lo tomo como indicio de que van a cambiar el interior entero, cosa que me agrada. Va a ser difícil esperar a la próxima temporada, pero seguro que valdrá la pena.

        Cargando editor...
    • Un usuario de FANDOM
        Cargando editor...
Apoyar este mensaje
¡Estás a favor este mensaje!
Ver quién está a favor de este mensaje
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.